30 marzo 2017

Lamor y Arctia presentan los resultados del proyecto de gestión en el hielo y recuperación de petróleo

Recientemente se llevó a cabo un seminario en la sede de Lamor en Porvoo, Finlandia, donde se presentaron y revisaron los resultados del proyecto de gestión en el hielo y recuperación de petróleo (IMOR, por sus siglas en inglés). El proyecto IMOR es una investigación desarrollada en conjunto por el proveedor de servicios de rompehielos Arctia y Lamor, que examina la relación entre la propulsión de embarcaciones y las operaciones de recuperación de petróleo con el skimmer Arctic Sternmax in diferentes condiciones de hielo.

Recientemente se llevó a cabo un seminario en la sede de Lamor en Porvoo, Finlandia, donde se presentaron y revisaron los resultados del proyecto de gestión en el hielo y recuperación de petróleo (IMOR, por sus siglas en inglés).  El proyecto IMOR es una investigación desarrollada en conjunto por el proveedor de servicios de rompehielos Arctia y Lamor, que examina la relación entre la propulsión de embarcaciones y las operaciones de recuperación de petróleo con el skimmer Arctic Sternmax in diferentes condiciones de hielo.

Asistieron al seminario IMOR más de 30 representantes de organizaciones marítimas y de respuesta a derrames petroleros. Los asistentes incluyeron representantes de las Guardias Costeras canadiense y sueca, ITOPF y GosMorSpasSluzhba, el Servicio Estatal de Rescate Marino ruso, el Instituto Ambiental finlandés y la Guardia Costera finlandesa.

El proyecto IMOR, que se inició en 2015 y finalizará este año, utilizó el skimmer Lamor Sternmax acondicionado para el invierno, instalado a bordo del rompehielos Ahto de Arctia. Se efectuaron procedimientos de prueba con la embarcación en navegación y detenida en diferentes condiciones de hielo al norte del Golfo de Botnia.

“Las pruebas en el hielo probaron y examinaron la efectividad de las operaciones de respuesta mecánica ante derrames de petróleo en hielo y el comportamiento del petróleo durante las operaciones de recuperación con diferentes aplicaciones para el posicionamiento y la propulsión de las embarcaciones”‘, explicó el COO de Larmor Rune Högström.

“El Sternmax es el skimmer montado sobre una embarcación más grande del mundo, dedicado a operaciones en el Ártico con una notable capacidad de recuperación de 560 m³/h (2465 gpm). Los resultados de las pruebas comprobaron que la propulsión de los buques puede ser causa de una corriente que jala el petróleo desde debajo de hielo y lo concentra en el área de recuperación, donde puede ser recolectado eficientemente con la unidad de recuperación de petróleo Sternmax.  Alternativamente, el rompehielos puede triturar el hielo y el Sternmax puede luego ser desplegado desde la popa del barco hacia el interior del hielo para las operaciones de recuperación”, dijo Högström.

“Las pruebas realizadas para el proyecto IMOR midieron el flujo del hielo, el agua y un sustituto del petróleo, tinte rodamina, con un variado equipo científico para identificar los efectos del sistema de propulsión sobre la corrientes en la superficie.  En base a la comprensión de la dinámica de flujo, la maquinaria y los impulsores de un buque de recuperación de petróleo, la prueba pudo identificar cómo el buque puede redirigir el petróleo hacia el área de operaciones de recuperación”, dijo Hanna Suutarla, Gerente de desarrollo de Arctia.

Regístrate en el Boletín

Síganos en las redes sociales